RECOMENDAMOS
- Real Instituto Elcano
- LATN
- Portal Estado Peruano

ARCHIVO EDITORIALES

POLITICA
Países
Organismos
Regiones
Situación General
Política Bilateral
Política Multilateral
Política Exterior
Otros temas

ECONOMIA
Inversiones y Comercio
Integración
Desarrollo
Negociaciones Económicas Multilaterales
Situación General
Otros temas

SEGURIDAD
Defensa
Seguridad Colectiva
Amenazas Globales
Situación General
Otros temas
DESARROLLO Y OTROS ASUNTOS
LINKS DE INTERES
Links del Perú
Links Internacionales

 

EDITORIAL

Chile: el programa de gobierno de la Dra. Bachelet

Alejandro Deustua
20 de noviembre de 2013

Luego del triunfo de Michelle Bachelet con 47% de los votos  contra el 25% de Evelyn Matthei, los chilenos deberán esperar hasta mediados de diciembre para formalizar, en segunda vuelta, el triunfo de la primera (y hasta marzo de 2014 para su asunción al poder).

Como se sabe, la insuficiente mayoría obtenida en el Congreso por Nueva Mayoría sobre la Alianza por Chile reclamarán negociación para procurar cambios constitucionales y otras reformas sustantivas (especialmente en educación y redistribución tributaria).

Ésta no será tersa si se considera que Nueva Mayoría ha ampliado la antigua Concertación –que llevó a Bachelet a su primera presidencia- a partidos de izquierda más extrema como el Partido Comunista que, junto con otros más pequeños deben su renacimiento al movimiento de protesta estudiantil que puso en jaque al gobierno del Presidente Piñera.

 En otras palabras, las reformas de la agenda de gobierno de la Presidenta Bachelet probablemente combinará el debate parlamentario con la presión en las calles. Si la participación de las nuevas generaciones en la política es necesaria, ese estilo de movilización puede generar algo más que ruido político en Chile (y en la región) a partir del 2014.

A esa primera contradicción (que implica que el triunfador pudiera extralimitar sus métodos superando la disposición conciliadora de su líder político) se añade la que  indica que el incuestionable progreso chileno a los largo de la última generación ha generado también insatisfacción.

El lugar común que intenta explicar esta segunda contradicción se resume en el malestar con la inequidad social y en el incremento de las expectativas de clases emergentes en relación a los servicios públicos que éstas desean disfrutar. Si esta contradicción reflejara crisis, ésta es una de crecimiento como dirían ciertos políticos peruanos.

En este rubro, sin embargo, las percepciones se alejan  de los hechos. Más allá del disgusto con las instituciones (que es mayor en otros países) esa brecha indica que existe un factor de irracionalidad en el comportamiento político chileno.

En efecto, mientras que en 1992 (a pocos años de recuperada la democracia) en Chile el índice Gini aplicado a Chile era de  55.52 puntos, en el 2010 había éste ha bajado a 52 puntos luego de un repunte en el año 2000 (Banco Mundial). Es decir, la desigualdad, que es lo que el Gini mide, ha bajado en Chile aunque siga siendo alta.

Y mientras que en 1990 la pobreza acosaba al 38.4% de la población chilena (y la indigencia a 12.8%), en el 2011 la pobreza había descendido a 14.4% (y la indigencia a 2.8%) en Chile según el PNUD. Éstas cifras coindicen con la estadística nacional del CASEN  bajo el gobierno del Sr. Piñera.

Si la pobreza bajó 24 puntos bajo gobiernos democráticos de la Concertación (de lo que el primer gobierno de Bachelet formó parte) la brecha de pobreza se sitúa ahora ligeramente por encima del 0.5% del PBI.

En consecuencia no debieran ser estos hechos los que fundamentan esencialmente la intención de cambios radicales en Chile.  Otros de carácter subjetivo pueden están más relacionados con las percepciones que desatan esa necesidad.

La  percepción relevante en esta materia  está referida a la satisfacción con la vida personal y con la sociedad en que se vive. Y según el PNUD “los chilenos están cada vez más satisfechos con sus vidas, pero (son) críticos con su sociedad” (Ibidem).

¿Cómo explicar esta tercera contradicción que implica que los ciudadanos reconozcan satisfacción personal creciente pero también creciente insatisfacción social? El PNUD no explica al respecto el choque entre  las expectativas crecientes y su frustración pero sí clasifica a los ciudadanos vinculados a ellas: los “satisfechos y conformes, los satisfechos y descontentos, los insatisfechos y conformes y los insatisfechos y descontentos” (Ibidem).

Resumiendo estas cuatro categorías, el PNUD sostiene que “la mayoría considera que hoy su vida es mucho mejor que hace 10 años (55%) y el promedio de satisfacción con la vida, en una escala de 1 a 10, es de 7.3”. El problema, entonces, no parece ser tanto la desigualdad material (que se ha reducido) sino la desconfianza con las instituciones, la desigualdad de oportunidades  y el concepto de “bienestar subjetivo”.

Así, “mientras el 90% del grupo ABC1 se encuentra muy satisfecho con su vida y el 56% del grupo E declara lo mismo”, “las oportunidades que el país entrega a las personas…en ciertos ámbito, como seguridad humana y participación” merecen “nota roja (4.1) (5).

Ésta parece ser la razón fundamental de la radicalización de la candidata Bachelet más allá de lo que su antigua ideología pudiera indicar. En este marco, su programa de gobierno traduce equivocadamente la baja “satisfacción subjetiva” como desigualdad (que el Banco Mundial dice que se ha reducido). Y la receta indica que, para corregirla, es  necesario “incluir para crecer” (6).

No es éste, por tanto, un asunto de deficiencia económica estructural sino de distribución.

En efecto, la economía chilena  (como la de Perú Colombia y Uruguay) está bien gestionada. Aún así, el crecimiento chileno se ha moderado. Más específicamente, Chile crecerá este año 4.4% y 4.5% el próximo cayendo de 5.8% y 5.6% en el 2011 y 2012, respectivamente (FMI).

Sin embargo el desempleo continúa por debajo de su tasa natural revelando estrechez en el mercado laboral y niveles salariales (Idem) que favorecen el incremento de la demanda a pesar de la caída de las exportaciones (fuertemente correlacionadas con el menor precio del cobre).

Ello debería contribuir a aliviar el malestar aunque implique una tendencia al incremento del déficit en un contexto de fuerte decrecimiento de la inversión extranjera (-26% en el 1er semestre del 2013 en relación al 1er semestre del 2012 según la CEPAL).

Este descenso de los flujos hacia Chile ha ido acompaño del decrecimiento de la inversión chilena en el exterior (-71% en el 1er semestre en relación al mismo período del año anterior)(Idem) compensando en algo la brecha de financiamiento.

De otro lado, la recuperación post-crisis ha sido superior a la de Brasil y la de la inversión en su conjunto también. Chile sigue siendo una economía confiable y con una fuerte inserción internacional (que, por los precios de los commodities, tiene el costo de la vulnerabilidad).

Antes de la crisis, el sector externo chileno constituía el factor más dinámico del desarrollo según autoridades de los gobiernos de la Concertación. Y después de la crisis el peso de las exportaciones en el PBI sigue siendo alto (38% del PBI en el 2010 y 2011 aunque en el 2012 la relación cayó a 34% del PBI). Si se agregan las importaciones, se entenderá que la inserción chilena en el escenario global es vital para esa economía.

Sin embargo llama la atención que el programa de gobierno de la candidata Bachelet no reconozca ese factor y que lo redefina confundiendo el proceso de globalización (que no ha dejado de ser una realidad) con las formas que ha venido adoptando.

Esta es la cuarta contradicción chilena (subrayada esta vez por las políticas que propone emprender  la Dra. Bachelet). En ella se privilegiará el UNASUR y el CELAC menos por razones de vecindad –que es la cuestión fundamental- que por un diagnóstico procesal del fenómeno global: el fracaso de “las dinámicas de la globalización” que estimulan la formación de grandes bloque regionales.

Tenemos la impresión de que el programa de la Sra. Bachelet confunde la globalización, de la que Chile se ha beneficiado tanto y a la que continúa tan ligado, con el deterioro del multilateralismo (que el fracaso de la Ronda Doha ejemplifica tan notoriamente). Teniendo en cuenta que Chile ha sido electo como miembro no permanente del Consejo de Seguridad para el período 2014-2015, una visión más optimista de esa forma de política exterior basada en propuestas que aún no han sido expuestas le vendría bien al vecino y a la región.

Especialmente a esta última  donde el nacionalismo antiglobal se ha acentuado y donde el consenso liberal sobre los valores que deben regir los órdenes internos (como la democracia representativa) se ha quebrado.

Es más, en ese quebrantamiento el programa de la Sra. Bachelet ve una diversidad provechosa. Esa parece una aproximación conformista y de convivencia declarativa con el arraigo nacionalista y propenso a un muy rudimentario y peligroso realismo político basado en un primitivo balance de poder. Esa aproximación posterga  el esfuerzo eficiente por la integración (por lo demás, difícil de proponer en el UNASUR si no se disponen de reglas comunes para la convergencia económica y política).

De otro lado, el programa en cuestión considera que la relación con los vecinos está sesgada por el economicismo en un contexto de ideologizado.

Ello es cierto. Pero a lo primero contribuyó activamente la Concertación en procura de integración impulsada por las élites empresariales. En lugar de reemplazar lo que existe (o de sugerirlo) sería mejor mejorar ese proceso en el nivel nacional y regional distinguiendo entre integración y cooperación e incluyendo más visiblemente a actores relevantes como las pymes.

Ello es de especial importancia cuando la Alianza del Pacífico brinda el escenario latinoamericano de integración más viable y moderno basado en intereses complementarios intra y extra –regionales. Éste no ha sido diseñado en una mesa de negociación sino que ha emergido de visiones y prácticas conjuntas de los respectivos órdenes políticos y económicos locales y regionales.

De otro lado, frente a la realidad  de la emergencia de nuevos escenarios de defensa  en el Norte y Oriente de Suramérica (es decir, los escenarios ideologizados a los que se refiere la propuesta), el programa de la Sra.
Bachelet sugiere superar los mecanismos de disuasión para pasar a la cooperación. Ello es loable como expectativa idealista, pero poco creíble en la práctica. En esa materia como en otras la región avanzará selectivamente. Por ello es necesario que el programa de la Sra. Bachelet se preocupe más por los que pueden avanzar con Chile y menos por los que desean quedarse atrás.

 

(2) PNUD: Comunicado de Prensa
Santiago, 23 de agosto de 2012

(6) Programa de Gobierno de Michelle Bachelet 2014-2018

       

.:. subir

 

 


MARCO DE LA POLITICA EXTERIOR

   

ARCHIVO DOCUMENTOS 2013 -2012 -2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007 - 2006 - 2005 - 2004 - 2003

Acuerdo Nacional Política Sexta

DISCURSOS

Palabras de la Canciller Eda Rivas en el Día del Diplomático
2 de agosto de 2013

COMUNICADOS Y DECLARACIONES

Comunicado del Gobierno Peruano sobre atentado en Líbano
20 de noviembre de 2013

Perú expresa satisfacción por negociación P%+1 e Irán
24 de noviembre de 2013

ARTICULOS

NOTAS DE PRENSA

Canciller Rivas participó en XXIII Cumbre Iberoamericana
20 de octubre de 2013

Cancillería y OIM realizaron seminario sobre peruanos en el exterior
19 de octubre de 2013

Perú y Corea conmemoran 50 años de relaciones diplomáticas
18 de octubre de 2013

Exoneración de visados Schengen registra importante avance tras aprobación de enmienda en Parlamento Europeo
21 de octubre de 2013

La frontera entre Perú y Bolivia se mantiene abierta tras ataque producido en la localidad de Apolo
22 de octubre de 2013

Expertos internacionales debatirán en Cancillería sobre buenas prácticas en temas ambientales
26 de octubre de 2013

Vicepresidente de la India realizará visita al Perú
25 de octubre de 2013

Relaciones de amistad entre el Perú y Ecuador: quince años de los Acuerdos de Paz de 1998
26 de octubre de 2013

Declaración Conjunta entre el Perú y la India en ocasión de la Visita Oficial del Vicepresidente de la India, Shri m. Hamid Ansari
28 de octubre de 2013

Vicecanciller participó en panel sobre integración andina
29 de octubre de 2013

Perú y Rusia suscriben importantes acuerdos de cooperación
29 de octubre de 2013

Vicecanciller Fernando Rojas Samanez inaugura la III Reunión de la Declaración sobre el Principio 10 en América Latina y el Caribe
30 de octubre de 2013

Perú y Rusia acuerdan incrementar cooperación bilateral
30 de octubre de 2013

Canciller Rivas recibe credenciales de nuevo Embajador del Ecuador
4 de noviembre de 2013

Canciller recibió a alta funcionaria del Foro Económico Mundial
7 de noviembre de 2013

Canciller destaca importancia en la gestión del agua
7 de noviembre de 2013

Representantes del Estado y empresarios analizarán gestión del agua en el Perú
7 de noviembre de 2013

Unión Europea reconoce y protege al “Pisco”
6 de noviembre de 2013

Perú y Brasil hacia una nueva década de la Alianza Estratégica
11 de noviembre de 2013

Resumen de acuerdos suscritos entre Perú y Brasil
11 de noviembre de 2013

Visita del Vicecanciller de Cuba
12 de noviembre de 2013

Inauguración de Encuentro Presidencial y VII Gabinete Binacional de Ministros en Piura
14 de noviembre de 2013

Cancilleres del Perú y Honduras acuerdan suprimir visas de turismo en el marco de Visita Oficial
15 de noviembre de 2013

Perú fue elegido como miembro del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO
20 de noviembre de 2013

Viceministro Rojas Samanez participará en Reunión de Alto Nivel de la Alianza del Pacífico?
23 de noviembre de 2013

Canciller Eda Rivas participó en la VI Conferencia de Cónsules Generales del Perú en los Estados Unidos
23 de noviembre de 2013

    CONTEXTO.org® 2003 - Derechos reservados    
Host & Design: